Aminoácidos Naturales para Dormir

Aminoácidos Naturales para Dormir

Uno de los problemas más comunes que sufrimos en la actualidad es disfrutar de una buena calidad de sueño. Por medio de los aminoácidos naturales para dormir, tenemos la oportunidad de suministrar al cuerpo uno de los componentes básicos esenciales para mejorar la calidad y la conciliación del sueño.

Triptófano, de los mejores aminoácidos naturales para dormir

Existen diversos aminoácidos naturales que nos ayudan a dormir mejor, estos los podemos comprar en una tienda de nutrición deportiva, para asegurar su calidad y efectividad a la hora de mejorar nuestro sueño.

Uno de los más conocidos es el triptófano, este aminoácido se transforma en un neurotransmisor de serotonina, la llamada “hormona de la felicidad”, la cual genera efectos positivos en el cuerpo.

La serotonina ayuda con la relajación del cuerpo y la mente, cuenta con un efecto calmante y mejora el estado de ánimo. Además, influye en nuestro ciclo de sueño y vigilia.

Cuando cae la noche, la serotonina pasa a convertirse en melatonina en el cerebro. La melatonina es la hormona de sueño, encargada de regularlo y generar cansancio, facilitando la conciliación del sueño.

En este punto es donde entra el triptófano, ya que se convierte en un componente básico para la biosíntesis de la serotonina y para su conversión en melatonina. Con un buen suministro de este aminoácido, nuestro ciclo de sueño y vigilia es más saludable.

¿Con qué frecuencia consumirlos?

El triptófano es uno de los mejores aminoácidos naturales para dormir que podemos consumir. Nuestro cuerpo no tiene la capacidad de producir este aminoácido, por lo que requiere de consumirlo de manera externa.

Hay muchos alimentos con un alto contenido de triptófano, como la soja, el pollo, la ternera, leche y productos lácteos. También se pueden comprar productos de aminoácidos que nos aporten la cantidad suficiente para mejorar la calidad del sueño.

El consumo recomendado en el día es entre 250 mg y 1500 mg, siguiendo una nutrición sana y equilibrada. Además, se debe combinar con carbohidratos y vitaminas B importantes para que su efecto a la hora de conciliar el sueño y dormir profundamente sea mejor. 

Glicina, un aminoácido pequeño muy efectivo

Otro de los aminoácidos naturales para dormir más recomendados a la hora de dormir es la glicina.

Se trata un aminoácido más pequeño, presente en diversos procesos biológicos de nuestro organismo. Es un componente esencial para nuestro ADN, favorece la memoria y mejora el rendimiento del aprendizaje del organismo a la hora de desintoxicarse y transmitir los impulsos nerviosos en el cerebro.

Por lo general, nuestra capacidad de dormir se ve afectada por el estrés constante y por el exceso de estímulos nerviosos, impidiendo que conservemos un estado corporal relajado o interrumpiendo el proceso de conciliación del sueño.

La glicina es capaz de reducir las señales y de inhibir los estímulos nerviosos, gracias a su función como sustancia mensajera en el sistema nervioso central. Con esto, podemos relajarnos física y mentalmente, incluso disminuir la inquietud interna.

La capacidad de inhibir y reducir las señales y estímulos del cerebro convierte a la glicina en uno de los mejores aminoácidos naturales para dormir que podemos consumir.

En la cantidad suficiente, es capaz de ayudar con el sueño reparador, disminuyendo los estímulos y ajustado el cuerpo para su óptimo descanso. Además de mejorar la calidad del sueño, el aminoácido reduce el tiempo que tardamos en conciliar el sueño y disminuye la sensación subjetiva de somnolencia diurna.

¿Cuándo ingerir la glicina?

Se considera un aminoácido no esencial que nuestro organismo produce. Lo podemos consumir en alimentos con proteínas, como la carne, los frutos secos o las legumbres, así como en productos.

Si llevamos una vida saludable, con una ingesta de 1 a 10 gramos diarios, es suficiente para conciliar un sueño reparador, en menos tiempo y más profundo, que nos permita descansar totalmente. En todo caso, el consumo de una dosis mayor de glicina es igual de seguro.

Aminoácidos naturales para dormir

Arginina, un componente esencial

Entre los aminoácidos naturales para dormir más importantes para distintos procesos reguladores y de desintoxicación, se encuentra la arginina. La arginina es un componente esencial para la producción de óxidos de nitrógeno, disminuye la presión arterial y ayuda a la circulación sanguínea.

Con este aminoácido estimulamos la liberación de hormonas de crecimiento, beneficia la producción del portador de energía creatina y se encuentra presente en la producción de enzimas, tejido conectivo y el colágeno.

Los beneficios de la arginina para nuestro organismo no acaban ahí. Su efectivo positivo sobre el sueño es significativo, gracias a que es capaz de estimular la actividad hepática y favorece los procesos de desintoxicación relacionados.

Con los procesos de desintoxicación en los cuales participa, la arginina es capaz de reducir el amoníaco presente en el cuerpo, ya que sus altos niveles producen interrupción en las funciones corporales saludables y aumentan las posibilidades de sufrir de insomnio.

El consumo de arginina, estimulará los procesos de desintoxicación de nuestro organismo, ayudando con la unión de esta sustancia nociva en menos tiempo, para que podamos mantener la salud de nuestras células y conseguir un sueño reparador.

¿Con qué frecuencia consumirla?

La arginina es uno de los aminoácidos naturales para dormir que nuestro cuerpo produce, pero no en las cantidades suficientes.

El aporte adicional que debemos consumir de este aminoácido es entre 2 a 6 gramos diarios. Su consumo extra es recomendado cuando pasamos por fuertes fases de estrés, durante el período de embarazo o cuando sufrimos de lesiones.

Hay muchos alimentos con un alto contenido proteico, como las nueces, la calabaza o la carne, en la que podemos consumir este aminoácido. Sin embargo, usar productos de aminoácidos es una gran solución, sobre todo si no podemos llevar una alimentación del todo saludable.

La importancia de dormir bien

Cuando iniciamos con nuestra vida fitness, ya sea para tener un cuerpo más bonito y tonificado o para bajar de peso y cuidar de la salud, los aminoácidos naturales para dormir se convierten en grandes aliados.

La conciliación y la calidad del sueño es de mucha importancia para después de los entrenamientos físicos, ya que aporta varios beneficios esenciales para nuestro organismo.

Después de finalizar jornadas intensas y exigentes de entrenamiento, nuestro cuerpo necesita descansar para que los músculos se puedan recuperar. También recuperamos la energía invertida, permitiendo que al otro día nos sintamos más capaces y enérgicos.

Además, a la hora de descansar, una buena dosis de aminoácidos o proteínas favorece el crecimiento de los músculos. Estos no se desarrollan durante el entrenamiento, sino en el estado de reposo después del esfuerzo.

Con los aminoácidos naturales para dormir conciliamos un sueño más profundo y reparador que prevendrá la sobrecarga en el cuerpo, el intenso agotamiento y las lesiones, así como la sensación de fatiga, debilidad y los calambres.

Un buen sueño después de entrenar es indispensable para mantener un excelente rendimiento físico y mental a la hora de entrenar, esto nos permitirá alcanzar nuestros objetivos con más facilidad.

Lo importante es asesorarnos con un especialista para saber a qué hora entrenar y cuál aminoácido es el más adecuado para nosotros, así como comprarlos en una tienda de nutrición deportiva que asegure la calidad y efectividad de los productos para ayudarnos a dormir mejor.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, consientes el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.    Mas Información
Privacidad